Coalición por el Statu Quo

Esteban Polo – Marzo 2015

La Coalición por el Evangelio, The Gospel Coalition, o TGC, es una asociación de líderes evangélicos que en la teoría busca no solo mantener la sana doctrina sino también regresar a los patrones bíblicos de la iglesia apostólica del primer siglo. Comulgo totalmente con el propósito expresado en su documento fundacional, pero como digo, eso es en la teoría, porque es evidente que algunos de los líderes visibles de esta comunidad, en la práctica no tienen el deseo de volver al patrón bíblico, sino de dejar las cosas tal como están.

Aunque no lo dice expresamente el documento fundacional, una de las batallas más frontales de TGC es la que libra contra el evangelio de la prosperidad (prosperity gospel, PG), y por eso encuentro incoherencia entre algunos de los representantes de TGC de usar algunos de los mismos argumentos que los predicadores del PG para atar a los miembros de sus iglesias a falsas enseñanzas acerca del dinero.

Presento como prueba la exposición del Pastor John Piper respecto al diezmo; para que lo pueda escuchar he puesto al final de este artículo el sitio web con el audio, está en inglés. Piper abre la escritura y la traza de una manera brillante para demostrar que el diezmo fue un requerimiento para el pueblo de Israel, y que ya no es exigido para la iglesia; luego la cierra y usando lógica humana concluye que la exigencia del diezmo es lo mínimo para el creyente en Cristo.

¿Es el estándar del Nuevo Pacto superior al Antiguo Pacto?

Si escucha el audio notará que el cambio sucede a partir del minuto 5:30 (“… at the end of the day…”); luego de usar varios versos de la Biblia demostrando que los creyentes ya no debemos practicar el diezmo, Piper olvida eso y usa el siguiente argumento: <como el Nuevo Pacto es superior al Antiguo Pacto entonces sus estándares son superiores y por lo tanto el creyente debe dar más que el diezmo>. ¿De dónde sacó eso?, puro razonamiento humano.

Expliquémoslo, el Nuevo Pacto sí es superior al Antiguo Pacto, el autor del libro de Hebreos lo demuestra, pero esa superioridad no es numérica, sino cualitativa; veamos algunos ejemplos:

  • En el Antiguo Pacto se realizó casi un millón de sacrificios de animales, al menos dos cada día, luego, en el Nuevo Pacto ¿necesitamos aumentar la cantidad de sacrificios? No, un solo sacrificio fue necesario, el de Jesús, y fue suficiente porque es superior en su calidad.
  • En el Antiguo Pacto se debía circuncidar a los recién nacidos cortándoles el prepucio, luego en el Nuevo Pacto ¿se requiere de un corte mayor, o repetido? No, la circuncisión ahora es superior en calidad y no en cantidad, ahora es la circuncisión espiritual del corazón, de la voluntad.
  • En el Antiguo Pacto se ordenaba observar varias fiestas religiosas, luego en el Nuevo Pacto, ¿debemos observar esas fiestas, y añadir nuevas? No, Cristo es el cumplimiento de todas esas celebraciones, no estamos obligados a guardar las fiestas.
  • En el Antiguo Pacto, se castigaba con la muerte al que violaba el Sábado, luego, ¿podemos aumentar el castigo por violar el Sábado?, o ¿debemos extender el Sábado al Viernes o al Domingo?

No insistiré en más ejemplos, espero que haya comprendido, el Nuevo Pacto es superior en calidad al Antiguo, no en cantidad. Ahora tenemos un mejor pacto, un mejor sacrificio, tenemos un mejor Sumo Sacerdote, un mejor templo, mejores promesas.

Lo que no menciona Piper

Piper lo sabe, pero intencionalmente solo afirma que el Nuevo Pacto es Superior al antiguo con el propósito de continuar enseñando que lo mínimo que el creyente debe dar es el diezmo; sin embargo está además ignorando varios otros puntos:

  • El diezmo fue ordenado por Dios para ser entregado a los levitas, ¿en qué exacto momento Dios indicó que esto fuera entregado a la administración de la iglesia?
  • El diezmo era alimento, ¿dónde se enseña que ahora es dinero?
  • El diezmo solo lo debían dar los agricultores y ganaderos; Jesús, Juan el Bautista, Pablo, Pedro, nunca diezmaron, ¿cuál es la lógica para hacerlo universal?
  • El diezmo era un tributo para alimentar a los levitas, encargados de las funciones administrativas y sacerdotales; sin embargo, las labores espirituales eran desarrolladas por profetas y jueces, quienes no se alimentaban del diezmo, salvo en los pocos casos de hombres que cumplieron ambos roles al mismo tiempo, Samuel por ejemplo.
  • Por último, el diezmo era el tributo o impuesto, pues Israel era un estado teocrático, y ahora como ciudadanos de nuestro propio país estamos obligados a pagar los impuestos, en muchos casos superiores al diez por ciento.

Toda esta explicación sobre la naturaleza del diezmo debiera ser innecesaria, pues en las cartas apostólicas sí existe la enseñanza clara de cómo el creyente debe administrar sus ofrendas; pero ante la enseñanza deficiente es bueno recordarlo.

No es solo Piper

No solo es Piper quien insiste en preferir la falsa enseñanza del diezmo sobre la correcta de las ofrendas, sino también otros pastores visibles de TGC, como el hispano Miguel Núñez, del cual también he puesto al final su video; él inicia afirmando el error: “…el diezmo no era simplemente algo limitado exclusivamente para la iglesia…”.

Luego, sin base bíblica, dice que “un diez por ciento era dedicado exclusivamente para el mantenimiento del templo”; falso, ¿cómo alimento puede mantener el templo?; para el mantenimiento del templo existía la ofrenda de plata, la cual era obligatoria para todos los hijos de Israel mayores a 20 años, pero no el diezmo, el cual era alimento entregado por los ganaderos y agricultores.

También afirma Núñez que el diezmo servía para “financiar las actividades religiosas del pueblo”, incorrectamente incluye el término “financiar” lo cual tendenciosamente implica dinero; sin embargo el diezmo siempre fue alimento.

Conclusión

Aclaro, no estoy afirmando que los líderes de las iglesias no deban recibir un sustento económico, lo que estoy diciendo es que hay una manera correcta de hacerlo y está enseñada explícitamente en las cartas apostólicas; enseñar que debe hacerse mediante un sistema llamado diezmo es incorrecto, y en el caso de los representantes visibles de TGC es deshonesto.

Si usted llega a entender que alguna de las doctrinas o prácticas de su iglesia local es ajena o contraria a la enseñanza apostólica, ¿está usted dispuesto a corregirla?

La enseñanza apostólica con respecto a las ofrendas es la siguiente:

  • Es primeramente para los necesitados
  • Es dinero
  • Es voluntaria
  • No tiene límites, ni superior ni inferior
  • Debe hacerse generosamente
  • Debe hacerse según uno haya prosperado

La exposición bíblica completa y detallada de esta enseñanza la puede encontrar en www.tinajayvasija.com, en la primera parte titulada “La ofrenda en el Nuevo Pacto”.

Aquí la misión (documentos fundacionales) de la Coalición por el Evangelio:

http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/acerca-de-nosotros/documentos-fundacionales/

Aquí el audio y video de Piper y Núñez.

http://www.desiringgod.org/interviews/is-tithing-commanded-for-christians

https://generacionporjesucristo.wordpress.com/2014/08/15/debe-un-cristiano-diezmar-pastor-miguel-nunez/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis, Misceláneos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Ingrese un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s